A causa de la envidiosa índole humana

A causa de la envidiosa índole humana ha sido siempre no poco peligroso buscar medios y formas nuevas para descubrir mares incógnitos y tierras desconocidas, escuchando luego los emprendedores más reproches que loas en boca de los que se estuvieron quietos.


Valoración media 3 / 5 (2 votes casts)
A causa de la envidiosa índole humana valorado 3 sobre 5 basado en  2 valoraciones de usuario
Maquiavelo, N. (1512), Discursos sobre la primera década de Tito Livio, I, proemio, p. 245, Obras Completas, Barcelona: Vergara, Depósito legal: B.27194 - 1965

Deja un comentario

  Campo Obligatorio
Puedes utilizar estas etiquetas HTML en el comentario
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>