Al oeste, el sol era una gota

Al oeste, el sol era una gota de oro ardiente que se deslizaba con rapidez hacia el alféizar del mundo.


Valoración media 3 / 5 (2 votes casts)
Al oeste, el sol era una gota valorado 3 sobre 5 basado en  2 valoraciones de usuario
Golding,W. (1954), El señor de las moscas, Madrid:Alianza Editorial, ISBN: 9788420634111

Deja un comentario

  Campo Obligatorio
Puedes utilizar estas etiquetas HTML en el comentario
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>