Cuando seáis pródigos de vuestra afección y

Cuando seáis pródigos de vuestra afección y confianzas, cuidad de no ser imprudentes, pues cuando los que hacéis vuestros amigos y a quienes entregáis vuestros corazones adviertan el menor rozamiento en vuestra fortuna, se retiran de vosotros como el agua y no los halláis nunca sino donde ellos tienen poder para ahogaros.
Buckingham


Valoración media 4 / 5 (1 votes casts)
Cuando seáis pródigos de vuestra afección y valorado 4 sobre 5 basado en  1 valoraciones de usuario
Shakespeare, W. (1613), Enrique VIII, II, I, "Obras Completas" (14ava ed., p. 820) Madrid: Aguilar

Deja un comentario

  Campo Obligatorio
Puedes utilizar estas etiquetas HTML en el comentario
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>