Entre tanta materia dormida, entre tantas formas

Entre tanta materia dormida, entre tantas formas que buscan sus alas, su peso, su otra forma, surge la bailarina, la señora de las hormigas rojas, la domadora de la música, la ermitaña que vive en una cueva de vidrio, la hermosa que duerme a la orilla de una lágrima.


Valoración media 4 / 5 (1 votes casts)
Entre tanta materia dormida, entre tantas formas valorado 4 sobre 5 basado en  1 valoraciones de usuario
Paz, O. (1960), Ser natural, "Libertad bajo palabra", p. 254, Madrid: El Pais, S.L., ISBN: 84-89669-76-7

Deja un comentario

  Campo Obligatorio
Puedes utilizar estas etiquetas HTML en el comentario
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>