Haz que tu cabeza trabaje a favor

Haz que tu cabeza trabaje a favor tuyo y poco a poco adquirirás la costumbre de no molestarte cuando las cosas vayan mal.


No rating yet
Dyer, W (1976), Tus zonas erróneas, p. 32, Barcelona: Grijalbo, ISBN: 84-253-0950-6

Deja un comentario

  Campo Obligatorio
Puedes utilizar estas etiquetas HTML en el comentario
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>