La poesía huye, a veces, de los

La poesía huye, a veces, de los libros para anidar extramuros, en la calle, en el silencio, en los sueños, en la piel, en los escombros, incluso en la basura. Donde no suele cobijarse nunca es en el verbo de los subsecretarios, de los comerciantes o de los lechuginos de televisión.


Valoración media 3.8 / 5 (6 votes casts)
La poesía huye, a veces, de los valorado 3.8 sobre 5 basado en  6 valoraciones de usuario
Sabina, J. (anterior a 2004). Citando a Joaquin Sabina. En (Autor Daniel Jazar) Gui: Como asumir las diferencias en la pareja. Somos el día y la noche... Pero te amo, p. 34, Barcelona: Círculo Latino s.l., ISBN: 84-96129-23-3

Deja un comentario

  Campo Obligatorio
Puedes utilizar estas etiquetas HTML en el comentario
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>