La primera sorpresa que nos llevamos al

La primera sorpresa que nos llevamos al estudiar los deseos humanos es que, por muy anclados que estén en nuestra fisiología, son espirituales. Con esta palabra no me estoy refiriendo a una sustancia espiritual, sino a algo menos comprometido: a nuestra energía creadora.


Valoración media 4.5 / 5 (2 votes casts)
La primera sorpresa que nos llevamos al valorado 4.5 sobre 5 basado en  2 valoraciones de usuario
Marina, J.A. (2007), las arquitecturas del deseo, p. 33, Barcelona: Editorial Anagrama S.A., ISBN: 978-84-339-6268-3

Deja un comentario

  Campo Obligatorio
Puedes utilizar estas etiquetas HTML en el comentario
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>