Pero por qué ocurrió que, después de

Pero por qué ocurrió que, después de haber olido la mar muchas veces como marino mercante, ahora se me metiera en la cabeza ir en una expedición ballenera, eso lo puede contestar mejor que nadie el invisible oficial de policía de los Hados que tiene constante vigilancia sobre mí, y me rastrea secretamente, y me influye de algún modo inexplicable. Y no cabe duda de que el marcharme en ese viaje ballenero formaba parte del programa general de la providencia que estaba trazado hacía mucho tiempo.


Valoración media 4 / 5 (1 votes casts)
Pero por qué ocurrió que, después de valorado 4 sobre 5 basado en  1 valoraciones de usuario
Melville, H. (1851) Cap. I, Espejismos, Moby Dick, p. 6, New York: Harper & Brothers Publishers, ISBN: 978-0-9817644-7-4

Deja un comentario

  Campo Obligatorio
Puedes utilizar estas etiquetas HTML en el comentario
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>