Sí, es siempre la mujer perdida la

Sí, es siempre la mujer perdida la que canta en la imaginación del hombre, la que al cabo de tantas pruebas, por él, debe ser también la mujer reencontrada. Y de partida es necesario que la mujer se reencuentre a sí misma, que aprenda a reconocerse a través de esos infiernos a que la condenan, sin el auxilio más problemático que el de la visión que el hombre, en general, tiene de ella.


No rating yet
Breton, A. (1944), Arcano 17, pp. 61-62, Chile: Editorial Cuarto Propio, ISBN: 978-956-260-211-2

Deja un comentario

  Campo Obligatorio
Puedes utilizar estas etiquetas HTML en el comentario
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>