Sólo oír tu voz por teléfono, «—mojo

Sólo oír tu voz por teléfono, «—mojo las bragas».
Después de casi dos meses sin vernos, probablemente por algún oscuro y femenino capricho hormonal, y aunque nuestra relación durara el tiempo justo de venir por casa a quitarse el calentón acumulado durante ese tiempo, me gustó que me lo dijera, era un buen comienzo.


Valoración media 1 / 5 (1 votes casts)
Sólo oír tu voz por teléfono, «—mojo valorado 1 sobre 5 basado en  1 valoraciones de usuario
Ortiz, M. (2011), Golpe de Mar, "El eco de mis pasos", p. 123, (1a ed. 2014), Barcelona: Symbiotics Edits & Iure, S.L., ISBN: 978-84-942378-0-5

Deja un comentario

  Campo Obligatorio
Puedes utilizar estas etiquetas HTML en el comentario
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>