Ningún hombre es bastante o suficientemente sabio

Ningún hombre es bastante o suficientemente sabio como para que cualquiera de nosotros le entregue nuestro destino. La única manera a través de la cual alguien podría liderarnos es restaurando en nosotros la creencia en nuestro propio criterio.

[Total:1    Promedio:1/5]
Miller, H. (1951) The Wisdom of the Heart

Deja un comentario

  Campo Obligatorio
Puedes utilizar estas etiquetas HTML en el comentario
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>