Pero advertí luego que, queriendo yo pensar,

Pero advertí luego que, queriendo yo pensar, de esa suerte, que todo es falso, era necesario que yo, que lo pensaba, fuese alguna cosa; y observando que esta verdad: «yo pienso, luego yo soy», era tan firme y segura que las más extravagantes suposiciones de los escépticos no son capaces de conmoverla, juzgué que podía recibirla sin escrúpulo, como el primer principio de la filosofía que andaba buscando.


Valoración media 2.5 / 5 (6 votes casts)
Pero advertí luego que, queriendo yo pensar, valorado 2.5 sobre 5 basado en  6 valoraciones de usuario
Descartes, R. (1637), Cuarta parte, El discurso del Método, p. 33, (en la edición de 1657), París: Chez Theodore Girard

Deja un comentario

  Campo Obligatorio
Puedes utilizar estas etiquetas HTML en el comentario
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>