La experiencia de una necrología en plena

La experiencia de una necrología en plena juventud es sedativa y confortante. «Después de todo -se dice uno-, bien podría haber sucedido».
Acerca de la falsa noticia sobre su propia muerte aparecida en Diario de Las Palmas (13-IX-1927, pág. 3)

[Total:0    Promedio:0/5]
Gómez de la Serna, R. (1948). Automoribundia, cap. LXVI, p. 463-465, Argentina: Buenos Aires

Deja un comentario

  Campo Obligatorio
Puedes utilizar estas etiquetas HTML en el comentario
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>